Los programas de computadora de henry

El plato de carne curada es uno de los proyectos más grandes y saludables para crear un conjunto de sabrosos bocadillos. Si nos animamos a nosotros mismos y no sabemos qué tomar, podemos preparar un plato apetitoso con salchichas.

arregloLa mejor placa aparece cuando los resultados que se le imponen son diferentes tonos y diseños. Junto al otro, podemos crear rebanadas de solomillo ligero y rebanadas redondas de salami. Es importante, sin embargo, que los cortes individuales creen una composición bien formada. Podemos crearlos con segmentos en una fila de tal manera que cada rulonik sea responsable. Más interesante, sin embargo, una solución más peligrosa es colocar parches en forma de flores. Después de darles la forma correcta, solo ponlos en un palillo.

estéticaEl plato de carne curada debe servirse con una tecnología que le permita expresarse con buen gusto y bien. Todas las rebanadas deben cortarse de manera uniforme y delgada con un cuchillo afilado o un equipo especial en el que pueda vivir una rebanadora de corte de cuña. Los trozos de salchichas se pueden cortar en diagonal y construir junto a los rollos.

extrasTambién podemos preparar aceitunas, quesos, tomates de cóctel y hojas de lechuga en un plato de carnes. Una solución cada vez mayor es llevar los espárragos en rollos o relleno. Probablemente se pegue con pasta de huevo, pimientos, crema de rábano picante, mostaza o pesto. Una gran adición a tales rollos será el rollo de salmón y la crema de hierbas. Que, como adición, elegimos el queso, por lo que su sabor debe coincidir con el sabor de las carnes curadas. Por lo tanto, es mejor servir quesos calientes y maduros de acuerdo con la maduración de los embutidos, como el jamón de Parma o la salchicha de chorizo.

bebidas fuertesPara los aperitivos que se enfocan en cortes fríos leves, el vino blanco y bueno encaja perfectamente. Si las carnes propuestas por nosotros tienen un sabor un poco más grande, vale la pena poner vino tinto seco en la mesa. El único remedio es primero servir carnes frías leves con vino blanco, luego las más ásperas, incluido el queso, al que se adapta mejor el vino tinto, y el conjunto de problemas resultantes y los problemas derivados del salmón rosado.